El cuerpo como CARNE

Al observar y dialogar con mis diferentes lugares de paso, observé también que la mayoría de espacios en los que me encontraba habitualmente eran las marquesinas de autobús, por mi dependencia de él para largas distancias.
 

La abundancia de carteles sexistas con mujeres en bikini (para anunciar el verano) me llevó a realizar esta intervención como una “corrección” que eliminase de la publicidad lo que consideraba que sobraba para la promoción del producto. Alteré tanto el cartel situado en la vía publica como el video promocional.


Tomando como referencia a Isabel Coixet (50 años de publicidad) y a Gilles Lipovetsky y su discurso de cómo la seducción está asociada a esta época de consumo.